Aspectos a considerar en un contrato de antiquétrico

El contrato de anticrético es un acuerdo en el que la propietaria de un inmueble cede su propiedad a los anticresistas a cambio de un pago mensual. Algunos aspectos importantes a considerar al momento de suscribir un contrato de anticrético son:

    1. Duración del contrato:

        • El contrato debe establecer la duración del mismo, que puede ser ampliado de forma tácita, salvo que exista comunicación escrita de una parte a la otra, con anticipación de noventa días calendario.

    2. Uso del inmueble:

      • El anticresista debe destinar el inmueble para el uso establecido en el contrato y no podrá efectuar modificaciones sin autorización expresa.

    3. Obligaciones del anticresista:

        • El anticresista debe pagar oportunamente los servicios de agua potable, alcantarillado y energía eléctrica, mantener el inmueble en buen estado de conservación, mantener una buena relación con los vecinos, y devolver el inmueble en las mismas condiciones en que fue entregado.

    4. Obligaciones de la propietaria:

    • La propietaria debe pagar los impuestos del inmueble en los plazos establecidos por ley, permitir acceso irrestricto y exclusivo para el anticresista a la construcción indicada en el contrato, y devolver el monto del anticrético previo al desgravamen del inmueble.

    5. Cancelación del contrato:

      • El anticresista debe realizar la inscripción del gravamen sobre el inmueble objeto del contrato por ante las oficinas de Derechos Reales, y los gastos que implique la cancelación del gravamen serán asumidos por el anticresista.

    Es importante que ambas partes estén de acuerdo con todas las cláusulas del contrato y que se realice una lectura detallada del mismo antes de su firma.